Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Recuerdos de mi vida’ Category

“¿Había sido yo así? ¿Tan alegre, tan contento, tan agradecido, lleno de compañerismo, tan cariñoso con mi madre, sin miedo, inconcebiblemente feliz? ¿Lo había sido? ¿Y cómo había podido convertirme en un ser tan distinto, tan malo, tan lleno de miedo, tan destruido?”

Hermann Hesse – Alma de niño

(Disculparme con Sontse por plagiarle el post 😉 )

Temas relacionados:

Alma de niño

Read Full Post »

El mejor viaje de mi vida.

Amsterdam

Vaya par de pelos… 😉

Atención a los lagartos

En Amsterdam vimos muchos coffee shop’s junto a cientos de lupanares (algunos de los cuales hacían descuento a grupos grandes), miles de prostitutas de mas de 50 años, tiendas de películas pornográficas de cinco pisos, barcos llenos de bicicletas, semáforos para sordos (¿?), la casa de Ana Frank, una fuente con forma de falo (si a alguien le interesa le escaneo la foto 😉 ).

Londres

En la puerta del Planet Hollywood

Al fondo, el ojo de Londrés.

En Londrés no llovío nada (por raro que parezca). En el baño del Planet Hollywood un camarero se ofreció a secarme las manos mientras me sugería que probase algunos de los cientos de perfumes gratuitos que había (todos de marca). A las once de la noche fuimos perseguidos por unos extraños tipos que gritaban mi nombre mientras yo huía con un palestino al cuello, un gorro con la bandera de Londrés en la cabeza, y una bandera de España atada a la cintura (creo que ninguna de esas cosas era mía). Me perdí en el National Gallery y acabé rodeado por un montón de japonesas sacadas de la película Battle Royale. Todos las dependientes de las tiendas a las que entrábamos eran españolas. Me compré un gorro en la tienda Nike. Estuvimos una tarde entera en una tienda de juguetes de cinco pisos. Lo que más nos gustó fue un stand de muñecos que se movían y reían al sonido de nuestras palmas.

París

Famosos cómediantes

Haciendo el capullo

En París lo único que hice fue no ver cosas. No vi e Moulin Rouge, no vi el Deux Molins, no vi ninguna tienda de comics, no me compré ningún comic, no entré al Louvre, casi nos echan del hotel por no querer pagar una abusiva fianza extra…

Lo único de lo que estoy orgulloso es de haber tirado un avión de papel desde la Torre Eiffel.

Un sueño más de infancia cumplido.

P.S: Fue el mejor viaje de mi vida pero espero hacer otros mejores: a California, al arrecife de coral de Australia, a los fiordos de Noruega, al Klimanjaro, a las lineas de Nazca, a Katmandú, a Japón, a Nueva York, a Alaska, a Canadá, a la cueva de los Tayos, a Tiahuanaco, a la Ciudad Prohibida, a Petra… a la estación espacial internacional (soñar es gratis…) y a todos los sitios donde nunca he estado.

Temas relacionados:

Recuerdos de mi vida: Festival de Benicàssim Heineken 2007.

Read Full Post »

No han pasado ni dos meses y ya lo considero uno de los mejores recuerdos de mi vida.

Fueron siete días de no parar, siete días de diversión, desfase, buena música, buen ambiente, siete días de insomnio continuo, de visitas a la lejana playa, al fresco del mercadona, a las duchas-orgía, al atraco-ticket-en-mano de la bebida, siete días de ir y venir entre el camping y el recinto del festival, pasando por el paseillo de la droga-venta-ambulante-de-hamburguesas-y-refrescos-varios…

El día 18 de Julio, early in the morning, cogimos un autobús en la Estación Delicias de Zaragoza. Unas seis horas después (con parada en Tortosa incluída) llegamos a Benicàssim.

Un mar de tiendas de campaña

Lo primero era ver a que camping íbamos. Bonet quedaba descartado (demasiado lejos para ir hasta el recinto del festival todos los días). La mejor opción era el CampFib, al lado del festival, así que usando todos mis conocimientos topográficos, unos mapas que me había imprimido la tarde anterior y la inestimable ayuda de una madrileña ex-zaragozana que volveríamos a encontrarnos repetidas veces por el festival, nos dirigimos felices y encantados hacia el camping…

Alegres campistas

…un rato después llegamos al recinto del festival, cansados, sudados, a punto de deshidratarnos y de sufrir una insolación y no tan felices y encantados. ¡Pero ya estábamos allí! Rápidamente cambiamos la entradas por las pulseras y corrimos a coger sitio en el camping. Un par de tiendas empujadas por aquí, y algún guiri borracho apartado silenciosamente por allí y pudimos colocar nuestra tienda al lado de un bonito arbol en el que colgar la ropa para secar… maldito árbol lleno de bichos extraños que hacían ruidos horribles y no nos dejaban descansar.

 

Era miércoles y el festival aún no había empezado así que procedimos a inspeccionar el camping y ver como estaba montado todo. Muy bonitas las duchas mixtas, los retretees que olían horriblemente mal, el bar donde por entrar te cobraban algún ticket y muchos muchos guiris extraños que nos rodeaban con vestimentas estrafalarias pero muy divertidas (¿os suena el tanga que lleva Borat? Sólo en el Fib…), pero eso me encantó, cualquier podía ir con las pintas que quisiera, con el atuendo más estrafalario, desnudo, medio desnudo, en top-less que nadie le iba a mirar raro…

La tierra del pOp

Y luego estaba el paseo de las drogas. Para ir del recinto del festival a nuestro camping cruzábamos un puente que mucha gente ávida de dinero empleaba para montar allí sus puestecillos de venta ambulante. Coca-colas, perritos calientes, hamburguesas, cocaína, speed… Tal como lo relato; entre el barullo de gente incitándote a que comprases sus viandas para el camino al festival oías breves susurros sobre el consumo de sustancias estupefacientes, todo esto con muchos coches de policía por ahí rondando (incluso policía ecuestre!). Es cierto, en el FIB hay drogas, pero sólo si quieres consumirlas. Por supuesto nadie te incita a que lo consumas. No encontraras folletos explicativos ni carteles luminosos con la dirección del camello más cercano…

Desfasando…

Una vez dentro del recinto des festival, y aparte de las carpas de conciertos (Fiberfb, Vofadone Fib Club, Vueling Pista Pop y Escenario Verde) había muchas tiendas de camisetas y complementos, otras de marcas de ropa concretas, stands de revistas porno…¡Alegría, el sexo ha llegado al Fib! Y hablando de sexo, continuamente éramos acosados por repartidor@s anónimos de preservativos…¡Ante todo protección!

Por la mirada de Magaz debo estar hablado con alguien “interesante”

¿Quizá eran éstas..?

Y la música…jamás había tenido una experiencia musical tan satisfacctoria, no sólo los conciertos a los que asistí; el Vueling pista pop se convirtió en el mejor lugar dónde terminar la noche. La música perfecta, temazo tras temazo, en el mejor ambiente posible (mis hormonas andaban enloquecidas cual golondrinas en primavera) consiguieron una diversión sin fin que se propagaba hasta varias horas después del amanecer.

Aunque no pude acudir a todos los conciertos que hubiese querido…me perdí Ok Go, The Horrors, Clap Your Hands Say Yeah!, Klaxons, Camera Obscura…

Pero si que asistí a Mando Diao (un poco decepcionante tocando sólo canciones del ultimo disco), Iggy & The Stooges (tuvimos que huir del escenario verde tras la tercera canción debido al pogo multitudiario que se montó), Los planetas (una sosa decepción), Rufus Wainwright (un conciero relax sentados en el suelo), Dinosaur Jr (increíbles, el genial J Mascis parecía Saruman en el escenario), Devo (muy frkis con sus gorros), Os Mutantes (no los conocía pero no me llevé mucha decepción), Albert Hammond Jr. (una pena que se le fuese el sonido en la última canción), The Magic Numbers (un concierto que disfruté al completo, además había que prepararse para…), Arctic Monkeys (se notaba que en el Fib había muchos guiris, o mejor, cientos de hooligans borrachos, menos mal que no estábamos muy metidos en la multitud, y pude saborerar con todas sus notas A Certain Romance), The Pipettes (nadie quiso acompañarme para verlas, así que a las 17:30 allí estaba yo en primera fila. El concierto más divertido del festival y es que a parte de guapas son graciosas, 😉 ), The Hives (menuda energía tienen estos suecos, una hora sin parar… el mejor concierto del festival), Kings Of Leon (tras la frenética actuación de Hives había que descansar, así que nos retiramos al fondo del escenario verde), Muse (no decepcionaron, los juegos de luces, Hysteria, Take a Bow, Starlight…geniales, el mejor colofón para un festival increíble).

¿Era un concierto, el vueling pista pop?…nunca lo sabremos

Como supongo habréis adivinado, todas las fotos fueron el mismo día. ¿Y que ocurrió? Pues que la batería se agotó y también estaba el problema de perderla en los conciertos…(Nota mental: Para el próximo año llevarme mi propia cámara)

También ha quedado algo en el aire. Los vídeos. Según creo recordar grabamos algún vídeo con la cámara de fotos, pero misteriosamente desaparecieron. Sólo tengo constancia de unos vídeos que su dueño no quiere compartir con los demás alegando infracción de sus derechos de autor. Esperemos que el ladrón que he contratado le robe pronto el movil y pueda compartirlos con todos vosotros, fieles lectores.

Amanecer en el Fib…

Y con esto acaba mi crónica del Fib. Ya se que ha sido un poco larga; aún así me dejo alguna cosa en el tintero y me quedo con gana de haber hecho muchas más fotos y vídeos… Mi recomendación: Ir al festival de Benicàssim. Es una experiencia única, diversión asegurada, y con la mejor música del mundo.

¿Qué más se puede pedir?

Temas relacionados:

Crónica del FIB 2007

Fotos del Fib Heineken 2007

¡Ya tengo la entrada del FIB!

Guía útil del FIB by Sontse

Read Full Post »