Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Al Gore’

Cada cierto tiempo, y en fechas concretas, se nos bombardea con mensaje alarmistas sobre amenazas terroristas, epidemias virales, oleadas de crímenes, recesiones económicas, desastres climatológicos…

Vivimos inmersos en la cultura del miedo y, especialmente, en el miedo a lo desconocido. Obviamente esto no es nuevo. Siempre el ser humano ha sufrido por lo que desconoce o no comprende. La Inquisición, los incidentes de Salem en EEUU, el rechazo (continuo y constante en el tiempo) a la inmigración… Pero, ¿por qué hoy en día, con toda la información que disponemos y en un mundo globalizado dónde las fronteras han dejado de existir, todavía existen y se nos lanzan estos mensajes desde el poder?

Sencillamente porque esto no es más que una fantasía. La información es continuamente manipulada en beneficio de unos pocos. Todo lo que nos llega es siempre contenido sesgado, la información veraz y auténtica no existe.

Quién recuerda ahora la epidemia de la gripe aviar, que amenazó con extenderse por todo el mundo, llegando a afectar incluso a los seres humanos. O el mal de las vacas locas. O las continuas alarmas por amenazas terroristas. Evidentemente esta información no es falsa en su totalidad aunque nadie nos garantiza que no haya sido manipulada o exagerada.

Tras los atentados del 11 de septiembre, EEUU fue invadido con cientos de amenazas terroristas. Sobres de Anthrax enviados a personas anónimas, robo de material nuclear… Todo esto sirve para distraer la atención de la opinión pública sobre los temas fundamentales de una nación. El ejemplo actual del presidente Hugo Chávez, que reitera e insiste, sin que ya nadie le pregunte, por el incidente con el Rey, es una muestra evidente de cómo, ante una grave crisis interna como sufre Venezuela debido al cambio de constitución propuesto por Chávez, se desvía la atención hacia otros temas de mayor “interés” general.

La primera vez que oí la expresión “La cultura del miedo” fue hace ya algunos años, en el documental “Bowling for Columbine” de Michael Moore. Lamentablemente el imparcial Moore también nos ofrecía información sesgada. Culpaba de todo a la derecha estadounidense, encarnada en el partido republicano y liderada por el “hijo de papa” George Bush. La culpa de la existencia de la cultura del miedo no es culpa de las derechas, ni siquiera de Bush. Es culpa de los gobiernos y de la falta de libertad que generan. Porque un gobierno quiere, por encima de todo, el control absoluto. Y todo esto se plasma en la falta de libertad. Ya que aunque parezca que en muchos países se goce de una democracia plena con todos los derechos, en muy pocos casos el ciudadano de a pie se da cuenta de que esto no es así.

La falta de información acarrea, al igual que la falta de propiedad, la falta de libertad. Un ejemplo de esto son todas las dictaduras comunistas que han dejado a su paso más de 100 millones de muertos y que tenían como premisa básica la privación de la propiedad. Estos gobiernos, al igual que todas las dictaduras fascistas o totalitarias, intervencionistas hasta el extremo, se basan en que cualquier problema se soluciona interviniendo, creando leyes y en definitiva privando de libertad.

Ahora mismo y gracias al demócrata Al Gore, y uno de los accionistas de la compañía Apple, se está lanzando el mensaje alarmista del cambio climático. Y se acusa a mucho países del incumplimiento del protocolo de Kyoto. Éste básicamente viene a decir que “la temperatura media de la superficie del planeta aumentará entre 1,4 y 5,8 °C de aquí a 2100”.

El eco-alarmismo

Si se aplicasen las reducciones previstas por el protocolo de Kyoto, el supuesto “calentamiento” se retrasaría únicamente 6 años, todo esto con unos costes inmensos, que impedirá que los países en vías de desarrollo puedan alcanzar lo niveles de vida que tenemos aquí en el primer mundo. Porque, como ocurre siempre, los más perjudicados son siempre los pobres. Con la nueva enseña ecologista que enarbola el progresismo, se aparta la vista de otros problemas más graves y más urgentes, como la malaria y las epidemias en África.

Porque los gobiernos quieren a unos países pobres y sumisos a los que explotar, y se evitan así que estos prosperen. Porque lo que realmente quiere un país pobre es que se invierta en él y que se le envíe capital. Obviamente esto es muy difícil ya que la mayoría de los gobiernos de estos países intervienen al máximo en la economía, eliminando la libre competencia y el libre mercado. Todo esto con unos niveles de corrupción altísimos que provocan que los beneficios se queden únicamente en las clases dirigentes o en la burguesía local.

Así apartamos la vista del desarrollo de estos países, les privamos de la vacuna para la malaria, pero nos preocupamos del supuesto calentamiento global. Y digo supuesto porque no hay ningún estudio científico serio concluyente que afirme que el aumento de la temperatura sea debido al efecto de la actividad humana, y la explicación es que ya se han producido muchas y numerosas variaciones de la temperatura a lo largo de la historia. En concreto, en la época cretácica, el nivel de CO2 en la atmósfera era más elevado, y la temperatura era 8 grados más alta.

En la Edad media, la temperatura era más elevada que hoy en día. Existía el llamado“óptimo medieval” que permitía que en el norte de Europa se cultivasen viñedos, de ahí que los vikingos, descubridores de Groenlandia, la llamasen así, Greenland, la tierra de los hielos verdes o Vindland a Terranova, en el norte de estados unidos.

Y aunque parezca que me haya desviado, todo conduce hacia el mismo punto. La importancia del desconocimiento y la falta de información en la cultura del miedo.

¡La verdad os hará libres!
________________________________

Perdón por el artículo tostón, pero ya era hora de hacer algo serio después de tanto post chorra.

Más política en Yo soy Ubik..: Evolución ideológica en España

Read Full Post »