Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘brokers’

Día tres de la semana Ellis

Uno de los libros más perturbadores que he leído jamás. Vemos en American Psycho como Patrick Bateman (hermano de Sean Bateman, protagonista de algunos de los triángulos amorosos de Las leyes de la atracción), brillante ejecutivo (por su posición, que no por su esfuerzo), modelo masculino (por su perfecto y bien formado cuerpo, que no por su inteligencia), y amante ejemplar (por su numero de conquistas que no por su romanticismo) logra con total impunidad y siempre con una sonrisa en la cara, los mas atroces y horrendos crímenes (violaciones, canibalismo, decapitaciones, mutilaciones, sadomasoquismo y así una detrás de otrapasando por todas las parafilias y perversiones)

Hace no mucho, alguien me llamó la atención por tan “desagradables” lecturas (no por esta en concreto sino por un relato breve, que leí saltándome párrafos, y que otro alguien distinto me recomendó) Por supuesto los crímenes son horribles, ejemplo de un sadismo extremo, vomitivo, que revuelve las tripas con cada uno de los capítulos de “chicas”, donde se nombra aquello que no se debería nombrar.

Lo que me llamó la atención de este libro y lo que me enganchó en su lectura, fue la extraña y absorbente capacidad de mimetización que se producía con el personaje. Asombrado llegabas a ver como te transportaban las interminables retahilas de marcas de lujo, restaurantes de moda, comidas de diseño, bebidas alcohólicas, drogas; a un mundo extraño y distante, bello en su superficie pero perturbadoramente gélido en su interior. Y ese mundo es el nuestro, porque bien podía haber sido éste un relato de ciencia ficción donde una extraña y decadente civilización nos era mostrada a través de los ojos de uno de sus mejores y más mortíferos habitantes, pero no. El mundo donde Patrick mata es el nuestro, donde come, donde descuartiza, donde trabaja, donde hace deporte. Todo nos es extrañamente común, pero parece distinto. Algo ha cambiado.

Observamos como, tras la hipérbole de lo narrado, tras la exageración más certera y desagradable, se esconde una crítica feroz a un modo de vida decadente cuyo autor conoce bien. Ellis, tras del éxito de su primera novela, vivió del mismo modo que los personajes que retrata en su libro. Todos ellos, calcos idénticos del éxito profesional y del esnobimo más elitista, que disfrutan de la estética, y la anteponen a la ética.

Trailer de la película protagonizada por Christian Bale

Porque SPOILER aunque yo tengo mis dudas sobre si los crímenes que se narran sucedieron realmente FIN/SPOILER mucha de la culpa de todo esto es de la propia sociedad. Suena muy tópico decirlo, pero observamos como la total indiferencia ante todo lo que sucede alrededor de esos yuppies amorales, carentes de cualquier sentimiento de compasión, que desprecia a los pobres, que ningunea a las mujeres y las trata como mejores objetos, que priman el lujo, los trajes de marca, los tratamientos de belleza, las apariencias, lo vacío, la nada; que todo esto que sustenta sus vidas insustanciales es premiado y alabado e instado por todos ellos.

La personalidad de Patrick, carente de sentimientos, es la clave para funcionar en esta nuestra sociedad.

Hay un elemento, presente casi en todos los capítulos, que añade una nota de humor surrealista al relato. El pograma de Patty Winters, algo así como el Diario de Patricia yankee.

Patty Winters está en la pantalla del televisor preguntándole a un niño de ocho o nueve años:

– ¿Pero ese no es otro término para orgía?

 _____________________________________________________

En estos tiempos no hay sitios para los inocentes.

 _____________________________________________________

Algo que también me llamó la atención fue el hecho de que Patrick consume obsesivamente, y en cantidades ingentes, el agua de manantial Evian. Un agua proveniente de manantiales en los alpes y que según dicen tiene propiedades milagrosas.

Así que una mañana de diciembre, tras un acontecimiento etílico-estudiantil acaecido en las inmediaciones de mi universdad, decidí comprarme una de esas botellas Evian, en concreto el modelo básico diseñado por  Cristian Lacroix (del otro modelo sólo se hicieron 99 unidades subastadas por eBay a un precio inicial de mil euros)

Todavía no la he abierto. Quizás por miedo. Quizás porque en sus moléculas se encuentre un Bateman ansioso por salir.

  _____________________________________________________

ESTO NO ES UNA SALIDA

Temas relacionados:

Menos que cero, de Bret Easton Ellis

Las leyes de la atracción, de Bret Easton Ellis

Bret Easton Ellis, el lado oscuro de la MTV

Bret Easton Ellis, el escritor que te encanta odiar

Frases célebres del libro

Curiosidades de la película

Anuncios

Read Full Post »